Kenneth Frampton: la búsqueda de los confines

Kenneth Frampton: la búsqueda de los confines

Kenneth Frampton -profesor de la Universidad de Columbia y autor del libro Historia crítica de la Arquitectura Moderna– quien acuñó el concepto de regionalismo crítico para pensar la modernidad, generando una revolución en la mirada sobre la arquitectura moderna, porque le daba voz a otras regiones, otras tradiciones: la modernidad inherente a la arquitectua mediterránea y a la modernidad orgánica más próxima al paisaje de la zona escandinava- reedita, junto a la editorial Martins Fons de Brasil, una nueva versión de este clásico.
El escritor y arquitecto inglés, que acaba de recibir la distinción de Doctor Honoris Causa de la Universidad Politécnica de Madrid, lo presenta nuevamente -a modo de chiste y de disculpa; a resumidas cuentas- como un libro de referencia que sirve para saber que el conocimiento no se acaba nunca. Pero es mucho más que esto. Es una obra arriesgada que se aproxima y anima a ese conocer desde los bordes, las periferias de la modernidad.
En la edición que prepara este año para China, va incluso más lejos en su búsqueda: India, China, África… Digamos: donde sea que el hecho del libro ocurra, cada vez más crecido, que no quede modernidad por revisar.
Fue, la primera vez, una propuesta de Robin Middleton, editor del sello Thames & Hudson (la del logo de los dos delfines: uno por Nueva York; otro por Londres) quien le encomendó el trabajo de su vida… El arquitecto no lo dudó: dejó de lado su profesión, alegando que ya existían muchos mejores arquitectos que él y asumió esta maravillosa, infinita y romántica travesía de ir en busca de esta historia universal y marginal de la modernidad. Y, tantos años después de aquella sincronicidad editor/autor que dieron a luz a esta creación sencilla e inacabable, a los 86 años del autor sabe mucho más de aquello que no ha alcanzado a saber que de aquello que sabe. Que su libro, a pesar de todo lo que se reedite, venda, corrija y aumente es, como la modernidad, un proyecto inacabado.
En este sentido, señala un saldo pendiente: el de contar a las mujeres de la arquitectura. “Cuando llegué a Bangladesh a conocer la obra y al arquitecto Kashef Chowdhury, descubrí la infuluencia de otra arquitecta, su ex mujer, Marina Tabassum. La historia de la arquitectura moderna está llena de uniones de grandes personas que terminan en divorcio”.
Al periodista de El País que le pregunta: ¿cómo se completa entonces una vista planetaria? ¿de cuánto distanciamiento se necesita para escribir la historia de una disciplina?, le contesta: “Es necesaria la convicción de que uno vio cosas que merecen ser contadas y la humildad para asumir que la historia que se cuenta no es la Historia, sino la propia historia”. “Conocemos todos a Le Courbousier. Sin embrago, la modernidad a Sao Paulo llegó diez años antes, de la mano de un inmigrante ruso: Ou Gregori Warchavchik. Y poca gente lo sabe”.
Por encima o por debajo de todo lo que pueda decirse de este autor o reseñarse del libro… pienso que hay otra cosa… Algo más curioso y encantador que puede decirse de su recorrido, de este viaje de búsquedas… Y se trata del hecho de explorar con el corazón de un aventurero del siglo XIX la racionalidad del siglo XX.

           

https://brasil.elpais.com/brasil/2017/03/11/cultura/1489254385_556132.html